Please enable JS

USO PERCEPTIVO DEL COLOR.

SEPT 2017/M. Mercedes Berté/

El color es un medio para un reconocimiento fácil y rápido de los individuos en una estructura social considerada como unidad.
Cada color despierta en el ser humano una serie de sensaciones, emociones y pensamientos relacionadas con su bagaje cultural, experiencia y modos de pensar.
Sin embargo, en líneas generales, los seres humanos reaccionamos a ciertos colores con las mismas sensaciones, en una gama más o menos similar según la sociedad en la que estemos insertos.
El color o colores primarios de tu marca determinarán en gran medida lo que provoques en tus clientes y potenciales clientes. Es importante e imprescindible que estés al tanto de las implicancias psicológicas que tendrá el color en tu identidad marcaria.

El color o colores primarios de tu marca determinarán en gran medida lo que provoques en tus clientes y potenciales clientes. Es importante e imprescindible que estés al tanto de las implicancias psicológicas que tendrá el color en tu identidad marcaria.

BLANCO, NEGRO



Ver algo negro sobre blanco quiere decir ver sin color. Un documental en blanco y negro no está coloreado, es verdadero, es real.
El negro es la negación, la elegancia. Es el color favorito del poder, de la violencia, del universo.
El blanco es el vacío, la inocencia, el bien y los espíritus benignos.
El blanco y el negro combinados te darán fuerza, a la vez que melancolía.
Según la proporción de uno sobre otro, tendrás inocencia o nostalgia, violencia o paz.
Estos colores conviven en armonía siempre y cuando sean usados sabiamente. Abusar de los mismos puede darte una imagen oscura, triste, o demasiado vacía como para provocar sensaciones positivas en tus clientes.

ROJO



El rojo es la fuerza de la vida.
Se asocia inmediatamente con la sangre y por eso es tan importante.
Rojo significa simplemente pasión: va siempre asociado, para bien y para mal, a fuertes emociones. A coraje en la lucha, sexo y peligro; placer de vivir y cólera; deseo y asesinato.
El rojo acelera el ritmo cardíaco, da sensación de calor.
La lente del ojo se debe adaptar para enfocar el rojo. La imagen del rojo se forma detrás de la retina y por esta razón, un objeto rojo se percibe más cerca y más grande.
El rojo captura los ojos más rápidamente que cualquier otro color y esto lo hace adecuado por excelencia para las señales de alerta.
El rojo es intensidad, y puede dar a tu marca un gran carácter si se utiliza adecuadamente, pero debe ser controlado, ya que también en ciertos tonos puede denotar una fiereza que no sea adecuada para tu identidad.

ROSA



El rosa es la ternura.
Es un rojo no confesado, que mezcla su fuerza vital con la inmovilidad del blanco y pierde su sexualidad.
Rosa significa íntimo, sensible.
Compuesto por rojo y blanco, enfrenta fuerza a debilidad, actividad a pasividad, fuego frente a hielo. El rosa es el punto medio ideal entre ambos extremos: fuerza mansa, energía sin agitación y temperatura agradable.
No es un color asociado a fuerzas elementales porque no es fuerte, sino suave y tierno, cualidades que lo convierten en el color de la delicadeza, y por asociación a las demás cualidades femeninas, en el color de la sensibilidad y el sentimentalismo.
El rosa es una gran apuesta en una marca masculina, ya que pone en contacto al hombre con su fiera sensibilidad, y será una apuesta clásica en una marca femenina, que se centre en la delicadeza o suave erotismo de la mujer.

PÚRPURA



Púrpura significa justicia, equilibrio.
Representa la superación del rojo primitivo y ha asumido la espiritualidad del azul. Significa madurez, equilibrio de la fuerza vital y de la fuerza espiritual. Indica sabiduría y poder justo.
Históricamente, el púrpura es el color de los poderosos.
El violeta se percibe como extravagante porque es el más singular de todos los colores y en él siempre está presente la duda de si predomina el rojo o el azul, además de que es un color que cambia con la luz. Todos los colores mixtos parecen ambiguos, subjetivos e inseguros pero el color lila, derivado del púrpura, en el que el rojo, el azul y el blanco están nivelados, es el de la máxima ambivalencia. Escoger el púrpura responde a hacer una elección consciente de un color especial. Quién se viste de color púrpura quiere llamar la atención, quiere distinguirse de la masa, pero debe tener consciencia de ello, ya que de otra forma este color puede dar la impresión de ser forzado a un papel que no le queda del todo bien.

VERDE



Donde hay verde hace fresco, hay paz, pero también humedad, moho y descomposición.
Los distintos tonos de verde deben ser usados con cuidado para que la experiencia sea la buscada.
El verde es el color más presente en nuestro ambiente y por eso es también el del mimetismo.
El verde es el color de la clorofila, y por tanto, el color de la Madre Naturaleza, del contacto.
Un verde demasiado saturado, sin embargo, se convierte en verde veneno. Los vegetales son verdes y los encontramos refrescantes, pero insípidos, ya que la clorofila absorbe el olor. La carne verde, en cambio, es carne estropeada; los hongos verdes son venenosos. Las frutas verdes no están maduras y son amargas, es por esto que el verde no puede ir asociado a algo dulce.
El verde puede ser frescura y amargura según el tono empleado y el producto al que sea asociado.

AMARILLO



Amarillo es el sol, fuente de la vida. El oro, la riqueza, la cosecha. El peligro amarillo, la fiebre amarilla.
El amarillo claro y luminoso es el color del intelecto, de los ilustrados. Pero, cuando se ensucia, pierde de inmediato su esplendor.
El amarillo como color alegre y sereno, poco apreciado en Occidente, es al contrario un color a menudo usado en Oriente.
En la naturaleza el amarillo es frecuente. Es color de flores primaverales, de néctar de la miel. El amarillo en el reino animal es un color de advertencia, de insectos que pican y reptiles. Es muy llamativo, y por esto muchos restaurantes de comida rápida acuden a él en combinación con otros colores de advertencia para ser reconocidos desde lejos. El amarillo estimula el olfato y los perfumes a menudo tienen este color. En una buena saturación y usualmente combinado con otro color, puede construir una buena identidad marcaria para empresas que vendan servicios o productos "rápidos".

AZUL



Según los tonos, el azul claro-oscuro/índigo puede tener un efecto fresco y tranquilizante, suave, ordenado, o misterioso y triste.
El azul claro se asocia al frío, el azul oscuro a la soledad, al aislamiento y también a la paz.
El azul claro tiene un carácter tranquilizante, baja la presión de la sangre y la frecuencia cardíaca, reduce el movimiento de los párpados y favorece la concentración. Para identidades médicas, de spa y servicios o productos relacionados a la calma, se recomienda el uso del azul en sus distintas tonalidades.

NARANJA



El naranja es un color ideal para los espacios de venta como los supermercados, porque estimula la ligereza y la disipación de la energía, la extroversión. Tiene algo de tropical, por lo que estimula también la sensación de calor.
En su versión menos saturada (miel), disminuye la sensibilidad al dolor y nos vuelve extrovertidos, pero no estimula demasiado la presión sanguínea. Desde el punto de vista psicológico, el color naranja está más cercano en sensaciones al amarillo que al rojo, pero no tiene la determinación de ninguno de los dos.
El naranja es el color de la terracota, tiene un sentido doméstico que recuerda el placer del hogar, y por ello, es uno de los colores preferidos para la decoración de las cocinas.
El color naranja es llamativo y también utilizado como señal de atención y energía positiva. No se debe abusar de su saturación o combinación con otros colores que no sean blanco o negro, ya que puede resultar demasiado vibrante para la vista fija más de unos segundos.

Fuente: Color y Luz. Teoría y Práctica, Jorrit Tornquist.

Si querés crear, mejorar o renovar la paleta de colores de tu marca y su uso en relación a la psicología de los consumidores, escribime.



POSTS RELACIONADOS


Comentarios/